Now Reading
Biden aprueba las importaciones de petróleo de Venezuela tras el desastre del recorte de producción de la OPEP+

Biden aprueba las importaciones de petróleo de Venezuela tras el desastre del recorte de producción de la OPEP+

Biden aprueba las importaciones de petróleo de Venezuela tras el desastre del recorte de producción de la OPEP+

La administración Biden, a través de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro, emitió el sábado una licencia a Chevron, con sede en California, que permite a la empresa producir y exportar petróleo de Venezuela.

La OFAC establece específicamente que Chevron está autorizada a participar en la “venta, exportación o importación a los Estados Unidos de petróleo o productos derivados del petróleo producidos por las empresas conjuntas de Chevron“, es decir, las empresas conjuntas de Chevron en Venezuela.

La licencia renovable, inicialmente válida por un período de seis meses y revocable en cualquier momento, prohíbe cualquier tipo de impuestos o pagos de regalías de Chevron al régimen de Maduro.

También prohíbe el pago de dividendos de cualquier tipo a la empresa petrolera estatal venezolana Petróleos de Venezuela (PDVSA) o a cualquier entidad en la que PDVSA tenga una participación mayoritaria.

La licencia también prohíbe a Chevron participar “en cualquier transacción o trato con bienes o servicios de origen iraní o relacionados con ellos“, así como cualquier transacción que implique a entidades de Venezuela que sean propiedad o estén controladas por Rusia.

En el caso de Irán, la nación islámica ha proporcionado una ayuda continua al régimen de Maduro en la reparación de las deterioradas refinerías de petróleo de Venezuela después de que años de gestión socialista las llevaran al borde de la ruina total Irán ha comenzado a refinar más de 100.000 barriles de su propio petróleo al día en la refinería venezolana de El Palito, situada en el estado de Carabobo.

Un impulso para Maduro

La medida proporciona un alivio de las sanciones al régimen socialista de Nicolás Maduro, al tiempo que permite de nuevo la colocación de petróleo venezolano en los mercados de Estados Unidos, después de que la administración Biden no lograra convencer a Arabia Saudí de que aumentara su producción e instara a otros países miembros de la OPEP+ a hacer lo mismo.

Tras una visita del presidente izquierdista Joe Biden a Arabia Saudí en julio y las supuestas peticiones privadas para aumentar la producción de petróleo, la OPEP+ anunció en octubre un drástico recorte de la producción de 2 millones de barriles al día.

El ministro de Energía saudí, el príncipe Abdulaziz bin Salman, sugirió que podrían producirse más recortes de producción en el futuro en unas declaraciones realizadas la semana pasada.

Nicolás Maduro habla durante una ceremonia de firma con el presidente de Guinea-Bissau, Umaro Sissoco Embalo, en el Palacio Presidencial de Miraflores, en Caracas, Venezuela, el miércoles 2 de noviembre de 2022. (Fuente: Ariana Cubillos)

Según confirmó la Casa Blanca en octubre, la administración Biden había intentado convencer a Arabia Saudí de que pospusiera cualquier recorte de producción de la OPEP+ hasta después de las elecciones de mitad de mandato de noviembre.

Biden está sin balas

Un informe del medio izquierdista New York Times sugirió el mes pasado que el príncipe heredero saudí Mohammed bin Salman habría “engañado” a Biden haciéndole creer que Riad aumentaría su producción, pero eso nunca llegó a ocurrir.

Durante la administración del ex presidente Donald Trump, Estados Unidos impuso estrictas sanciones petroleras a Venezuela, prohibiendo la compra de petróleo venezolano por parte de empresas estadounidenses en 2019.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden (izq.), es recibido por el príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohammed bin Salman (dcha.), en el Palacio Real de Alsalam, en Jeddah, Arabia Saudí, el 15 de julio de 2022. (Foto de la Corte Real de Arabia Saudí)

Chevron recibió esta semana la licencia que deshace esas sanciones, conocida como Licencia General de Venezuela (LG) 41, horas después de que representantes del régimen de Maduro y de la Plataforma Unitaria “opositora” de Venezuela reanudaran durante el fin de semana las negociaciones sobre varios temas.

Entre ellos el alivio de las sanciones al régimen socialista y los preparativos para celebrar elecciones presidenciales “libres y justas” en 2024“.

Durante las dos últimas décadas, el régimen socialista de Venezuela y la “oposición” de Venezuela -que ha adoptado diferentes nombres a lo largo del tiempo, pero que también ha estado formada en gran medida por socialistas autoidentificados- han entablado negociaciones impopulares entre sí que no han dado resultados fructíferos para poner fin a la actual crisis política de Venezuela, y mucho menos para acabar con el gobierno socialista en la nación sudamericana.

El último intento de negociación tuvo lugar en 2021, y terminó cuando los representantes de Maduro se marcharon abruptamente en octubre de ese año, en protesta por la extradición de Alex Saab.

Alex Saab, pieza clave de Maduro

Saab, un aliado clave del régimen de Maduro, ha sido descrito como el “cerebro financiero” del dictador socialista y actualmente está detenido en Estados Unidos enfrentando un juicio por cargos de lavado de dinero. El régimen de Maduro afirma que Saab es un diplomático del régimen, y a menudo lo presenta como una figura heroica contra las sanciones de Estados Unidos.

El régimen de Maduro ha exigido continuamente que Estados Unidos libere a Saab y lo incluya como parte de la mesa de negociaciones. El régimen de Maduro ha incluido ahora a Camilla Fabri, la esposa de Saab, como parte de su equipo de negociación. Fabri, de nacionalidad italiana, es actualmente buscada por las autoridades italianas por cargos de corrupción y lavado de dinero.

Los informes de una próxima licencia a Chevron y sus efectos de alivio de sanciones sobre el petróleo venezolano habían surgido en octubre, un mes antes de que se emitiera, y siguieron a las continuas negociaciones entre la administración Biden y el régimen de Maduro que comenzaron en marzo.

Alex Saab en una audiencia en Estados Unidos por lavado de dinero.

En un comunicado de prensa el sábado, el Departamento del Tesoro de EE.UU. dijo que “esta acción refleja la política de larga data de EE.UU. para proporcionar un alivio de las sanciones específicas sobre la base de medidas concretas que alivian el sufrimiento del pueblo venezolano y apoyan la restauración de la democracia.”

See Also

El secretario de Estado de Estados Unidos, Anthony Blinken, declaró que las negociaciones entre el régimen de Maduro y la “oposición” son “un paso importante hacia la restauración de la democracia para los venezolanos.”

Por el contrario, los miembros de la Asamblea Nacional liderada por la “oposición”, elegida en 2015 y destituida a través de unas elecciones falsas en 2020, han expresado su preocupación por que Maduro utilice las negociaciones como un medio para perpetuarse en el poder.

En esta ocasión, el proceso de diálogo no puede convertirse en una nueva estratagema del régimen de Nicolás Maduro para perpetuarse en el poder, evitar sanciones y responsabilidades penales por violaciones de derechos humanos y crímenes de lesa humanidad“, dijo la Asamblea Nacional, liderada por la “oposición“, en un comunicado.

Molly de la Sotta, presidenta de la Organización No Gubernamental Familiares de Presos Políticos Militares en Venezuela (FPPMVE), dijo el sábado que las víctimas del régimen de Maduro no están siendo escuchadas durante el proceso de negociación.

La Plataforma Unitaria [la ‘oposición’ venezolana] ni siquiera se ha reunido con los familiares de los presos políticos del régimen, que son más de 300“, dijo de la Sotta.

La comunidad internacional que apoya este diálogo ha dejado de lado a las víctimas. Hay que exigir la libertad de los presos políticos y el cierre de los Centros de Tortura que mantiene el régimen de Maduro.”

El alivio de las sanciones petroleras es la última de una serie de concesiones otorgadas por el gobierno de Biden a Maduro y su familia en el transcurso de 2022. Antes del último anuncio, la Casa Blanca había eliminado las sanciones al sobrino y ex tesorero de Maduro, Carlos Erik Malpica Flores, y había liberado a los “narco-sobrinos” condenados, sobrinos de Maduro dedicados al narcotráfico, que habían sido capturados por funcionarios de la DEA en 2015 intentando trasladar 800 kilogramos de cocaína a Estados Unidos.

El régimen de Maduro no ha comentado públicamente la licencia de Chevron al cierre de esta edición. Sin embargo, ha exigido a Estados Unidos que retire las acusaciones de narcoterrorismo y narcotráfico y las recompensas impuestas a Nicolás Maduro y a los miembros de su régimen socialista.

“La persecución contra los dirigentes chavistas tiene que desaparecer”, dijo el sábado Jorge Rodríguez, jefe de la Asamblea Nacional del régimen y jefe del equipo negociador del mismo.

What's Your Reaction?
Me gustó esta nota
0
No me gustó esta nota
0
View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

uno × 2 =