Now Reading
Incendios en Los Alerces: Torres culpa a la RAM mientras ambientalistas guardan silencio

Incendios en Los Alerces: Torres culpa a la RAM mientras ambientalistas guardan silencio

Más de 300 brigadistas, junto a diversos medios aéreos, trabajan incansablemente desde hace 11 días para combatir el incendio forestal que afecta al Parque Nacional Los Alerces, en la provincia de Chubut.

A pesar del denodado esfuerzo y los recursos desplegados, el fuego aún no ha podido ser controlado y ha devastado más de 3.500 hectáreas de bosque nativo.

Las condiciones climáticas adversas, como las fuertes ráfagas de viento, han dificultado las tareas de combate al fuego, obligando a realizar evacuaciones preventivas en zonas aledañas al Parque Nacional. Las autoridades mantienen un monitoreo constante de la situación y trabajan en la elaboración de estrategias para contener el avance del incendio.

El jefe del departamento de Incendios Comunicaciones y Emergencias (ICE) del Parque Nacional Los Alerces, Mario Cárdenas, indicó a Télam que “no llegó a Esquel, está lejos todavía, pero quemó en esa dirección, así que avanzó un montón más de nuevo”.

El Parque Nacional Los Alerces es un área protegida de gran valor ambiental y turístico. El incendio representa una grave amenaza para la biodiversidad de la región y para el desarrollo sostenible de las comunidades locales.

Es importante destacar el compromiso y la valentía de los brigadistas que arriesgan su vida para combatir el fuego. La sociedad toda debe unirse en este esfuerzo y brindar su apoyo para proteger nuestro patrimonio natural.

El gobernador apunta a la RAM

En diálogo con la prensa, Torres aseguró que “lo más preocupante de todo es que hay indicios de que el incendio fue intencional«, y agregó: “Una vez controlado el incendio, vamos a empezar con una investigación muy fuerte para quiénes hacen esto desde hace muchos años en Chubut. Lo hacen para tomar tierras”.

Además dijo que en estos momentos “hay una toma en el Parque Nacional Los Alerces” y «se tiene que desalojar cuanto antes”. Por eso, también aprovechará para reunirse con el fiscal federal Guido Otranto, a cargo de la causa, para darle celeridad a la investigación. “Necesitamos cuanto antes que se haga el desalojo”, pidió.

“Vamos a ir a fondo con las herramientas que tenemos en la Justicia para primero desalojar a los delincuentes que hoy están ocupando nuestro Parque Nacional Los Alerces y también para dar con quiénes iniciaron este incendio”, expresó.

 El gobernador de Chubut también aclaró: “Quiero separar entre lo que son las comunidades originarias, que nosotros estamos trabajando muy bien y de hecho tuvimos una reunión hace poco para crear un un consejo que permita terminar con el relevamiento que hay que hacer en la provincia; y lo de que es la Resistencia Ancestral Mapuche (RAM), que básicamente son unos chantas”.

Por último, señaló que el accionar del grupo apunta al «negocio inmobiliario» y comparó hechos similares ocurridos en Neuquén y Río Negro: “Son delincuentes que tienen un negocio inmobiliario y que hacen estas cosas. Entonces el problema no son los pueblos originarios sino estos delincuentes que bajo falsas banderas toman tierras. Lo hacen en Neuquén, lo hacen en Río Negro, lo hacen en Chubut y creo que es momento de ponerle un parate definitivo”.

Greenpeace no aparece

Llama la atención el silencio de los grandes movimientos ambientalistas como Greenpeace frente a este hecho. Hasta el momento, no se han pronunciado sobre los incendios en Los Alerces ni sobre la presunta participación de la RAM.

See Also
petróleo

La falta de respuesta de Greenpeace y otras organizaciones genera interrogantes sobre su compromiso con la defensa del medio ambiente. ¿Se pronunciarán en contra de estos actos de violencia que atentan contra la naturaleza? ¿O su silencio cómplice encubre una postura ambigua en temas que rozan intereses económicos y políticos?

La situación en Los Alerces es alarmante. El incendio que se ha desatado en esta joya de la naturaleza no solo es un evento trágico, sino que también representa un peligro inminente para la rica biodiversidad del parque nacional. Cuando hablamos de un incendio en regiones como estas, no estamos refiriendo meramente a árboles quemándose; estamos hablando de la destrucción de hábitats, de la mortandad de especies que allí habitan y de la alteración de procesos ecológicos esenciales que han estado en equilibrio durante siglos.

El incendio en Los Alerces es un hecho grave que pone en riesgo la biodiversidad del parque nacional. Nos enfrentamos a la posibilidad de perder no solo una amplia gama de flora, incluyendo especies nativas y en algunos casos únicas, sino también de fauna que depende del delicado equilibrio del ecosistema del parque.

El impacto de tal catástrofe no es solo inmediato. Las repercusiones se sentirán en el tiempo, con la potencial erosión del suelo tras la pérdida de vegetación, lo que puede llevar a deslizamientos y a la alteración de las cuencas hidrográficas. Asimismo, el humo y las cenizas pueden afectar la calidad del aire y el agua, representando un riesgo para la salud humana y para la de las especies que allí habitan. La recuperación de estas áreas puede demorar décadas, y en algunos casos, los ecosistemas pueden no regresar a su estado anterior jamás.

What's Your Reaction?
Me gustó esta nota
0
No me gustó esta nota
0