Now Reading
La producción petrolera venezolana en diez años se desplomó casi un 80%

La producción petrolera venezolana en diez años se desplomó casi un 80%

producción

Entre el 2005 y el 2013, Venezuela alcanzó una producción que rondaba los 3 millones de barriles por día, sin embargo, una serie de decisiones políticas por parte del gobierno, las sanciones y la escasa inversión que condujo al deterioro de la industria petrolera, han llevado al país a producir apenas unos 700.000 bpd.

Según el informe 2022 BP Statistical Review of World Energy, Venezuela tiene más reservas probadas de petróleo que cualquier otro país del mundo. Los 304.000 millones de barriles de reservas probadas de Venezuela apenas superan los 298.000 millones de barriles de Arabia Saudí. Ambos están muy por delante de las reservas probadas de Estados Unidos, de 69.000 millones de barriles.

Los tres mayores productores de petróleo en 2021 fueron Estados Unidos, con 11,1 millones de barriles diarios (BPD), Rusia, con 10,5 millones de BPD, y Arabia Saudí, con 9,4 millones de BPD, en esta lista, Venezuela ocupaba el puesto 25, con 605.000 barriles diarios.

Los errores políticos que condujeron a la debacle

El crudo pesado de Venezuela es especialmente apreciado por las refinerías estadounidenses, sin embargo, desde hace varios años produce muy poco petróleo, y ha pasado de ser una potencia petrolera mundial a apenas producir poco más de medio millón de barriles por día, su producción de petróleo ha caído en un 80% en la última década.

Una de las razones del declive de la industria petrolera venezolana es que muchos países, principalmente Estados Unidos, han impuesto diversas sanciones a Venezuela a lo largo de los años.

Más recientemente, en el 2019, la Administración Trump colocó al sector petrolero de Venezuela bajo sanción. Pero el pronunciado declive, que precedió a las sanciones de Trump, fue en gran medida el resultado de las propias políticas de Venezuela.

Durante la primera década de este siglo, los precios del petróleo se dispararon. De una media anual de 26 dólares por barril en 2002, en 2007 los precios mundiales habían alcanzado los 80 dólares por barril. El gobierno venezolano, dirigido por el difunto Hugo Chávez, buscó una mayor participación en los ingresos a medida que las inversiones realizadas por las compañías petroleras internacionales empezaban a dar sus frutos. El gobierno ya desviaba una cantidad sustancial de dinero de la industria petrolera para pagar programas sociales, pero no era suficiente.

Las expropiaciones de activos. Venezuela exigió cambios en los acuerdos suscritos por las petroleras internacionales que dieran a PDVSA el control mayoritario de los proyectos. ExxonMobil XOM y ConocoPhillips COP se negaron, por lo que sus activos fueron expropiados. Más tarde se dictaminó que estas expropiaciones eran ilegales y se concedió una indemnización a ambas empresas.

La mayor parte de las reservas probadas de petróleo de Venezuela consisten en crudo extrapesado de la Faja del Orinoco. Ese petróleo requiere un mayor nivel de conocimientos técnicos para su explotación, que poseen las empresas internacionales.

Sin embargo, la mayoría de las empresas internacionales fueron expulsadas del país. Además, el gobierno de Chávez había despedido a muchos empleados experimentados de PDVSA en 2003.

See Also
ENAP

El resultado neto de la pérdida de experiencia, las sanciones internacionales, la falta de reinversión en la industria petrolera y la caída de los precios del petróleo en 2015 se tradujo en un pronunciado descenso de producción.

Este descenso de la producción ha afectado especialmente a las refinerías estadounidenses. El petróleo venezolano es pesado, lo que significa que requiere más procesamiento por parte de las refinerías. Pero las refinerías estadounidenses han invertido miles de millones de dólares en el procesamiento de petróleo pesado. Este petróleo se vende con un descuento respecto al petróleo más ligero, y como resultado las refinerías ganan más dinero procesando este crudo en productos acabados.

Recientemente Chevron obtuvo una licencia del Departamento del Tesoro de EE.UU. que le permitirá este mes enviar más de 100.000 BPD de crudo venezolano a Estados Unidos.

Este acuerdo puede ayudar finalmente a Venezuela a aumentar su producción de petróleo tras más de una década de declive. Sobre el papel, Venezuela podría satisfacer por sí sola la demanda mundial de petróleo durante casi una década. El país podría enriquecerse en el proceso. Pero le queda trabajo por hacer.

What's Your Reaction?
Me gustó esta nota
0
No me gustó esta nota
0
View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

3 × tres =