Now Reading
La minería NO contamina las napas

La minería NO contamina las napas

No cabe dudas que accidentes puede haber en cualquier actividad industrial, incluso la minería es una actividad catalogada como peligrosa en términos laborales y una de las más cuestionadas por sectores opositores al desarrollo industrial de nuestro país, pero también es bueno decir que la minería es una de las pocas industrias que certifica normas internacionales ambientales y la que mas capacita a sus colaboradores para minimizar el riesgo de accidentes… Pero, ¿es verdad que la minería contamina las napas de aguas subterráneas? La respuesta es clara, No.

Más allá de los slogans antimineros que se repiten en todas las redes sociales y se escriben en folletos y pancartas, la realidad es que la minería forma parte de una ciencia, y la llevan adelante personas previamente capacitadas en universidades públicas o en escuelas técnicas. No hay otra forma, por una simple razón, nadie nace sabiendo de minería y para realizarla hay que capacitarse y estudiar.

Previo a empezar cualquier tipo de trabajo minero, llámese prospección, exploración o extracción de mineral, se deben realizar estudios ambientales, estos son necesarios y obligatorios para todas las empresas mineras sin importar el tamaño de la compañía interesada.

Un dato interesante es que, en estos estudios obligatorios, deben incluirse muchísimos datos importantes, desde la calidad del aire, el agua, la flora y la fauna, y deben quedar bien documentados por un plazo de más de un año de estudios y estos forman parte de la linea de base para realizar cualquier tipo de control ambiental.

¿Para que se usa el agua en la minería?

El agua en la minería tiene múltiples usos especialmente durante el proceso de separación de minerales. Se usa para la refrigeración, limpieza y lubricación de las perforaciones y herramientas de corte, por ejemplo, brocas, trépanos y coronas diamantadas.

La minería de super­ficie o a cielo abierto requiere agua para evitar el polvo en los caminos de las canteras, sobre todo cuando hay intenso tráfi­co de maquinarias perforadoras, de carga y de transporte.

Perforadoras trabajando en minería subterránea
Perforadoras trabajando en minería subterránea

La minería subterránea, también la necesita para enfriar ambientes y máquinas, para limpiar herramientas de polvo de roca y evitar el exceso de polvo regando el suelo para proteger a los operarios y maquinarias. Cuando los trabajos subterráneos generan afloramientos de aguas naturales, hay que prever su captación, canalización y bombeo para evitar inundaciones.

También se necesita agua para el transporte de minerales, de colas, de procesos para la restauración de terrenos y revegetación de áreas, entre otros.

Y el agua de los diques de colas o valles de lixiviación, ¿llega a las napas?

Técnicamente es imposible y esto se debe a los actuales sistemas de control periódico de las autoridades, así como también por los controles internos de las empresas, los cuales permiten detectar y subsanar cualquier proceso de contaminación, ya sea para uso humano o afectación del recurso.

En algunos casos, la minería se abastece de cuencas subterráneas y, en otros, de cauces secundarios de los ríos. La cantidad de agua que necesita estadísticamente es bastante inferior si la comparamos con la agricultura o el consumo humano. San Juan por ejemplo destina solo el 1% de su recurso hídrico para la actividad minera y un 93% para las actividades agrícolas.

Control ambiental participativo.
Control ambiental participativo.

La minería no arroja efluentes contaminados en las zonas donde trabaja. Y para ello trata el agua constantemente, mide y verifi­ca los parámetros, todo esto es inspeccionado por autoridades nacionales, provinciales, organismos técnicos y la propia sociedad, existiendo actualmente muchos monitoreos participativos donde las comunidades cercanas a la mina fiscalizan el uso y calidad del agua verifi­cando los resultados en laboratorios certi­ficados.

See Also

Tanto los valles de lixiviación, como los diques de colas, e incluso las escombreras, que se usan de forma temporaria, tienen que si o si, tener pozos de monitoreos a su alrededor, y estos valles o diques, deben ser construidos con más de una capa aislantes de geomembrana y arcilla entre ambas, además de cañerías colectoras en caso de que una de estas geomembranas se deteriore, desgarre o sufra alguna rotura.

Construcción de un valle de lixiviación
Construcción de un valle de lixiviación

Las plantas de proceso, también requieren de un aislante, pero a diferencia de los diques de colas o valles de lixiviación, los pisos de las plantas se pintan con pintura epoxi que los hace impermeables.

De hecho, el único incidente que se conoce en Argentina en más de 30 años es el de la empresa Barrick Gold en San Juan, cuando detectaron una compuerta abierta que permitió que se escurran hacia un arroyo algo más de un millón de litros de aguas cianuradas, sin embargo, los estudios realizados por la UNOPS, un órgano fiscalizador de las Naciones Unidas determinaron que el impacto ambiental de dicho derrame solo afecto a las zonas 0 y 1, es decir a las zonas más cercanas a la zona del incidente.

UNOPS acerca del incidente de Barrick Gold en Argentina
UNOPS acerca del incidente de Barrick Gold en Argentina

Más allá de este incidente, el cual fue subsanado y se le aplicó una sanción durísima a la empresa operadora, no hay ninguna otra evidencia técnica-científica de que una empresa minera hoy este contaminando las napas de agua subterráneas.

What's Your Reaction?
Me gustó esta nota
10
No me gustó esta nota
1
View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

12 + 8 =

Scroll To Top