Now Reading
El cobre vuelve a estar en la mira de las inversiones extranjeras

El cobre vuelve a estar en la mira de las inversiones extranjeras

En la transición energética y la electromovilidad hacia donde va el mundo, no sólo el litio es considerado un mineral clave. El cobre -abundante en la Cordillera de los Andes y hasta ahora sólo explotado por Chile y Perú- también empieza a estar en el radar de la Argentina.

En este marco, el martes pasado una delegación de la minera australiana BHP se reunió con el presidente Alberto Fernández y el ministro de Economía, Sergio Massa, para transmitir su interés en extraer el metal rojo -de alta demanda y baja oferta- existente en la provincia de San Juan. 

La empresa ya habia anunciado una inversión de US$ 79 millones el año pasado para ingresar al proyecto de cobre y plata Filo del Sol, que está a 140 kilómetros al sureste de la ciudad de Copiapó, en Chile, y a 480 kilómetros de la ciudad de San Juan. Ahora, la idea es ampliar su participación accionaria en la mina. 

Durante su paso por Buenos Aires, el presidente de BHP Americas, Rag Udd, contestó algunas preguntas.

-¿Qué ofrece la Argentina para que la empresa decida invertir en el país?

-​Miramos a Argentina con mucho interés y ciertamente vemos importantes ventajas, como su geología, su capital humano, o el apoyo que existe en muchas provincias. Argentina ya ha venido mostrando importantes avances con el litio o el gas, creemos que ahora es la oportunidad para el cobre, que a nivel global tiene un enorme potencial de crecimiento debido a la demanda que generan los procesos de descarbonización y la electrificación. 
Y vemos una ventaja adicional en Argentina: hemos notado un creciente interés de todos los sectores políticos, economistas, académicos, y en la sociedad en general, por la forma en que la minería metálica puede contribuir al desarrollo económico y social del país.

-Además de la exploración de cobre en San Juan, ¿la empresa buscará otros proyectos? ¿Dónde?

-​ Como compañía siempre estamos buscando nuevos proyectos, y ciertamente el cobre es parte fundamental del portafolio de crecimiento de BHP. Ese es nuestro principal foco en Sudamérica. A nivel global, y como una compañía diversificada, también producimos mineral de hierro, carbón metalúrgico, níquel, y estamos trabajando para empezar la producción de potasa el año 2026 en Canadá. Sobre futuros desarrollos, el proyecto de Filo Mining es una gran iniciativa, que podría concretarse como el inicio de una relación fructífera de mucho más largo plazo con el país.

-¿Cómo resultó la reunión con los funcionarios del Gobierno argentino? ¿De qué se habló?

-Todas las reuniones que tuvimos con autoridades fueron muy productivas y terminamos esta gira con una percepción positiva. Las entrevistas con el presidente Fernández, con el ministro Massa y con el ex presidente Macri, entre otros, nos dieron la posibilidad de compartir visiones sobre el compromiso de BHP de hacer minería sostenible, así como la importancia que tiene la industria en crecimiento económico del país. Encontramos puntos comunes respecto de las oportunidades de colaboración para el futuro, y también sobre la necesidad de que existan condiciones adecuadas para el desarrollo de proyectos mineros con mirada de largo plazo: certeza jurídica, estabilidad fiscal y reglas claras en materia de permisos. Todo esto, independiente de los ciclos políticos del país.

See Also
empleo

-¿Qué opinión le merece el comportamiento de las organizaciones ecologistas en el mundo y en la Argentina en particular? ¿Cómo decide la empresa trabajar al respecto?

-Tenemos total claridad de que la sociedad demanda más de la minería, que esta tiene la responsabilidad de avanzar hacia estándares medioambientales cada vez más altos. Esto no es tarea de una compañía en particular: es un trabajo que tenemos que hacer como industria, junto a los gobiernos nacionales y provinciales, y las organizaciones de la sociedad civil.

Según el directivo, «BHP tiene un sólido marco de Valor Social que establece metas y compromisos públicos en materias tan relevantes como biodiversidad, gestión de aguas y medioambiente, entre otros. Todo ello requiere de inversión para transformar las metas en resultados concretos y para dar cuenta de los avances y mejoras. Como ejemplo, en Chile hemos sido pioneros e invertido US$ 4.000 millones en los últimos 15 años en capacidad de desalación, lo que nos permite que Escondida –la faena que más cobre produce en el mundo– opere exclusivamente con agua de mar sin utilizar agua de acuíferos andinos. O cómo hemos transitado en los últimos cuatro años a utilizar 100% de energías renovables en nuestras operaciones del norte de Chile. Todo ello requiere proyectos muy concretos e inversiones de gran escala, que BHP está comprometida a realizar».

BHP ya había operado en la Argentina. Se retiró en 2003 cuando vendió su parte accionaria del proyecto de cobre y oro, Bajo la Alumbrera, en Catamarca. Desde entonces la Argentina no produjo más cobre pero, según estimaciones de la secretaria de Minería, la nueva demanda del metal (en las energías renovables, las telecomunicaciones y la construcción, entre otras áreas), puede lograr que se sume a las exportaciones mineras durante los próximos ocho años.

Clarin

What's Your Reaction?
Me gustó esta nota
0
No me gustó esta nota
0