Francia: El jefe de la red eléctrica admite que va a haber racionamiento de energía

El jefe de la red eléctrica admite que es probable que haya racionamiento y escasez de energía en Francia

El responsable de la red eléctrica nacional de Francia ha advertido de que es probable que se produzcan cortes de electricidad durante el invierno. A pesar del descenso del consumo provocado por la disminución de la producción manufacturera.

Esta semana, Xavier Piechaczyk, presidente de la Reseau Transport d’Electricite (RTE), afirmó que, como consecuencia de los continuos problemas con el sistema de energía nuclear francés, el país sigue necesitando una “especial vigilancia” de cara a los meses de invierno.

Advirtió que, aunque Europa experimente un invierno normal, es probable que se produzcan cortes de electricidad.

Si hace calor, no se oirá hablar del Ecowatt rojo. Si hace mucho frío, se oirán muchos, y si estamos en un invierno medio, mediano, normal, serán unas pocas unidades de Ecowatt rojo“, dijo en una entrevista con Radio Classique en París recogida por Le Figaro.

A principios de este año, la RTE, junto con la Agencia de Gestión de la Energía (Ademe), introdujo un sistema de alerta energética por SMS para el público, con un sistema de “Ecowatt” codificado por colores, en el que el verde señala que todo funciona bien, el ámbar indica que hay problemas crecientes y el rojo advierte que los cortes de energía son inevitables.

Hasta nuevo aviso, seguimos en una situación de especial vigilancia con algunos Ecowatt rojos en invierno que son probables“, dijo Piechaczyk.

El jefe de la red eléctrica de Francia señaló que la caída del consumo de energía ha dado a la nación un “pequeño margen” para ayudar a prevenir los cortes, con el uso cayendo un 6,8% en comparación con los promedios entre 2014 y 2019.

Sin embargo, Piechaczyk señaló que esto fue impulsado en gran medida por una caída en la fabricación.

La disminución de su consumo es del orden del 15%. Esto no es necesariamente una buena noticia económica, ya que va unida a una reducción de la producción“, dijo.

Aun así, el responsable de la RTE advirtió que el descenso del consumo podría verse mitigado en su totalidad por los continuos problemas con los reactores nucleares del país, escribiendo que es “probable que haya incluso menos disponibilidad de la que habíamos previsto“.

El operador de la red eléctrica lleva proyectando desde septiembre que sólo 45 gigavatios de un total típico de 61 estarán disponibles para el invierno. Sin embargo, las nuevas proyecciones que se publicarán el viernes podrían reducir aún más esta cifra.

Francia, al borde del colapso

Según un informe de The Telegraph, sólo 32 de los 56 reactores nucleares del país estaban operativos el lunes. Los reactores han estado plagados de problemas de corrosión, que se han visto agravados por una serie de huelgas laborales.

El presidente francés, Emmanuel Macron, que ha descrito la situación como el “fin de la abundancia“, pidió a los ciudadanos que empezaran a racionar su consumo de energía en septiembre.

See Also

Para agravar los problemas energéticos de los franceses, se ha informado de que aproximadamente el 20% de las gasolineras de todo el país -hasta el 50% en algunas regiones- se han quedado sin gasolina o gas, lo que ha provocado largas colas en los surtidores.

La escasez se produce en un momento en el que el Gobierno se dispone a reducir las subvenciones al combustible el miércoles.

Desde septiembre, el Gobierno ha ofrecido una rebaja del 30% en la gasolina o el gasóleo, y la empresa estatal Électricité de France (EDF) ofrecía también una rebaja del 20% durante la escasez provocada por la guerra de Ucrania.

Sin embargo, a partir del 16 de noviembre, la subvención se reducirá al 10%, lo que significa que el coste para los consumidores se disparará hasta un 40%, provocando una carrera para repostar el combustible barato.

El fin del combustible artificialmente barato y el aumento de los costes de la energía hacen surgir el espectro de posibles disturbios en el país, ya que Francia se vio sacudida anteriormente por el movimiento de los Chalecos Amarillos (Gilets Jaunes), que surgió en 2018 en respuesta al intento de Emmanuel Macron de aumentar los impuestos sobre la energía para financiar su agenda verde, un plan que posteriormente se vio obligado a abandonar debido a la revuelta populista.

What's Your Reaction?
Me gustó esta nota
0
No me gustó esta nota
0
View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

dos × tres =