California: el fracaso del modelo ecologista que puso en la oscuridad a todo el Estado

Cortes de luz en California

California ha sido pionero en políticas públicas ecologistas, pero en los últimos años se han visto sus efectos: cortes de luz, autos a precios impagables, subsidios a empresas insolventes y una redistribución de los más pobres a los más ricos.

El Gobernador de California, Gavin Newson, firmó una Orden Ejecutiva el pasado miércoles en la que prohíbe la venta de vehículos funcionales a gas y diésel en todo el Estado progresivamente hasta su prohibición total para 2035. 

El Gobernador estableció que sólo los vehículos que tengan cero emisiones podrán ser comercializados en California, mientras que los próximos vehículos diésel que queden residuales estarán habilitados para ser vendidos en el mercado de autos usados.

La medida de Newsom ha sido celebrada ya por varias empresas, muchas de las cuales están inmersas en el mercado de los autos eléctricos y cuentan con voluptuosos subsidios estatales. “La movida de California a la emisión cero es ambiciosa pero no sorprendente. Es el máximo deseo de muchos californianos debido a los incendios que hemos visto“, dijo Jessica Caldwell, Directora Ejecutiva de Edmund’s, la importante comercializadora de autos.

Por otro lado, en el mismo contexto, Newson también dejó en claro que quiere prohibir el fracking para 2024. Una medida un tanto desacertada teniendo en cuenta que el fracking ha empezado a ser el motor de la energía renovable en este tiempo, ya que la baja del precio medio del gas ha llevado a que se produzcan más centrales de gas, las indicadas para soportar la estacionalidad de los parques eólicos. 


Gavin Newsom, gobernador de California

“Por muchas décadas hemos permitido que los autos contaminen el aire que nuestras familias y niños respiran. Ustedes merecen un auto que no provoque asma a sus hijos. Los autos no tienen que empeorar nuestros incendios forestales. Los autos no deberían derretir glaciares o hacer crecer el nivel del mar”.

— Gavin Newson

Actualmente hay un fuerte altercado judicial en los tribunales de California, donde el presidente Donald Trump acusa al gobernador Newsom de tomar medidas que son más restrictivas que los estándares federales, queriendo dejar en claro que es un abuso de autoridad lo que pretende.

Sumado a lo anterior, la senadora estatal californiana, Shannon Grove, llama a la orden ejecutiva firmada por el Gobernador como una “mala praxis legislativa” Desde el verano del año pasado, California se convirtió en el único Estado del país que todavía tiene “blackouts“, cortes de luz expandidos por todo el Estado debido a que la demanda superaba a la capacidad instalada.

La negación absoluta del gobernador demócrata a invertir en instalaciones supuestamente contaminantes llevó a una de las acciones más delirantes e hipócritas que un político haya hecho en la historia del país. 

Ante la emergencia de los cortes de luz, Newsom le pagó a la empresa PG&E Corp para que use equipos móviles de diésel y genere electricidad aliviane la carga de los cables que, en momentos de alta demanda con instalaciones insuficientes, sufren incendios debido a los vientos cálidos y secos.Desde ya que estos equipos diésel “de emergencia” contaminan muchísimo más que cualquier planta nueva que se construya, ya que éstas pueden ser instaladas con un montón de innovadoras tecnologías que minimizan su contaminación.

Imágenes recurrentes en el Estado de California desde 2019: condados enteros sin luz por las regulaciones ecologistas del gobernador demócrata.

Desde que California giró a la izquierda y comenzó la hegemonía del Partido Demócrata en el Estado, éste ha sido uno de los mayores promotores de políticas verdes, que van más allá de la prohibición de hidrocarburos, por ejemplo la limitación al uso de sorbetes de plástico, la instalación compulsiva de paneles solares y, como siempre en los políticos socialistas, la redistribución del ingreso.

See Also
Rio negro autoriza el proyecto de hidrogeno verde

Sin embargo, esto se queda solamente en el discurso. La realidad muestra que los programas de energías renovables recompensan desproporcionadamente a los contribuyentes más ricos, quienes sus altos gastos en energía son subsidiados por otros contribuyentes del área. Esto mostró un estudio de la UCLA, que recopiló facturas de pago de energía desde 2006 a 2017, en donde se puede ver que los hogares de menores ingresos consumen a lo sumo el 55% de electricidad y el 60% de gas que los hogares de mayores ingresos.

Gavin Newson, gobernador de California

Gavin Newsom, gobernador de California y uno de los miembros más radicales del Partido Demócrata.

A su vez, las personas más adineradas son las que pueden acceder a vehículos eléctricos y paneles solares, estando estos alcanzados por créditos fiscales y subsidios asociados a programas de energías renovables.

Por ejemplo, un ciudadano de California que decida comprar un híbrido o un auto completamente eléctrico, puede recibir una deducción de hasta 7.000 dólares de acuerdo al programa de Inversión Ambiental del Estado.

Si ahora extrapolamos la nueva orden ejecutiva del Gobernador a este escenario, podríamos estar ante una de las redistribuciones del ingreso, de abajo hacia arriba, jamás antes vistas en la historia de Estados Unidos.

Instalación de un panel solar, en el programa de reconversión de casas a “hogares verdes” de California, que Joe Biden prometió llevar a todo el país si es electo Presidente.

What's Your Reaction?
Me gustó esta nota
0
No me gustó esta nota
0
View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

catorce − siete =

Scroll To Top