Now Reading
La rápida transición energética mundial viene con efectos secundarios

La rápida transición energética mundial viene con efectos secundarios

transición energética

Algunos defensores del clima coinciden en que los daños catastróficos al medio ambiente mundial sólo pueden evitarse mediante una rápida y completa remodelación del sistema energético mundial y la imposición de límites estrictos a las emisiones de la industria.

Esta opinión es compartida por un número cada vez mayor de personas, empresas y gobiernos, ya que el empeoramiento de las sequías, las inundaciones, los incendios forestales y las olas de calor refuerzan el apoyo a la adopción de medidas urgentes para reducir la contaminación y la dependencia de los combustibles fósiles.

Este coro de apoyo a la transición energética ha desencadenado un frenético desarrollo de las energías renovables en todo el mundo, con una capacidad de generación de energía verde que crece a un ritmo récord en todas las grandes economías.

Sin embargo, a pesar de todas las buenas intenciones, la gran revolución de la energía verde ha tenido sus problemas de crecimiento, incluidas algunas consecuencias imprevistas bastante sorprendentes que, en algunos casos, pueden haber causado más daños ambientales que beneficios.

Aire más limpio, pero mares más calientes

Un ejemplo de efecto secundario sorprendente de la política de reducción de emisiones ha sido el aumento de la temperatura del agua en el hemisferio norte desde que entraron en vigor nuevas y estrictas normas sobre contaminación hace tres años.

El 1 de enero de 2020, la Organización Marítima Internacional (OMI) implantó normas sobre las emisiones de los buques que reducían drásticamente el nivel máximo de azufre permitido en los combustibles.

TE PUEDE INTERESAR: MINERÍA EN CATAMARCA: EL EFECTO MULTIPLICADOR EN EL EMPLEO, LOS PROVEEDORES Y LAS OBRAS COMUNITARIAS

Conocidas como IMO2020, las nuevas normas para reducir la contaminación atmosférica procedente de la flota marítima mundial, y un estudio de la OMI afirmaba que se evitarían 570.000 muertes prematuras en todo el mundo entre 2020 y 2025 gracias a un combustible de combustión más limpia.

Sin embargo, el drástico descenso de las partículas de sulfato en la atmósfera provocó un aumento de la radiación solar absorbida por los océanos a lo largo de las rutas marítimas más transitadas del mundo, según un estudio del investigador del clima Leon Simons.

Según Simons, miembro de la junta directiva del Club de Roma -grupo sin ánimo de lucro de intelectuales y empresarios que debate los principales problemas mundiales-, los niveles anteriormente más altos de partículas de azufre habían ayudado a reflejar parte de la radiación solar. Al disminuir los niveles de azufre, se absorbió más radiación.

Ello contribuyó a elevar la temperatura de los océanos. En 2022, la superficie del mar en el hemisferio norte era, de media, 1 °C (1,8 °F) más alta que la media del periodo 1979-2000.

«Si esta tendencia continúa, eso podría significar que las latitudes medias del hemisferio norte se calentarán mucho más rápidamente», dijo Simons en una reciente publicación en Twitter.

Derroche de energía verde en la transición energética

Otro efecto secundario irónico de la fiebre por las energías renovables ha sido la acumulación de componentes que han llegado al final de su vida útil pero que son difíciles de reciclar.

Un ejemplo obvio son las palas de los aerogeneradores, que tienen una vida útil de unos 20 años antes de tener que ser sustituidas por desgaste de las piezas o porque son mucho menos eficientes que las palas más nuevas.

Cada pala puede medir más de 30,5 m y pesar más de 2 toneladas, así que la modernización de parques eólicos enteros puede causar serios problemas a los promotores, que a veces recurren a enterrar las palas viejas en vertederos.

transición energética

Algunas empresas, como Carbon Rivers, LM Wind Power y Veolia, están desarrollando capacidades de reciclaje de palas, pero tienden a evitar la primera generación de palas eólicas, fabricadas con materiales compuestos difíciles de procesar.

See Also
petróleo

Los paneles solares antiguos se enfrentan a una situación similar, sobre todo los que carecen de la eficiencia de los modelos más recientes y, a ojos de los revendedores, no merece la pena recogerlos de los sitios donde se encuentran instalados.

Una vez más, cada vez hay más empresas que reciclan paneles viejos, pero, al igual que los recicladores de palas eólicas, pueden tener dificultades para conseguir suficientes existencias de componentes desechados para que sus operaciones sean rentables. También pueden enfrentarse a la volatilidad de los precios de mercado de los materiales reciclados y recuperados que consiguen reunir.

Por el contrario, las baterías viejas de los vehículos eléctricos son muy demandadas por las empresas que fabrican baterías nuevas, ya que muchos de los ingredientes clave que contienen pueden procesarse y utilizarse de nuevo.

El problema aquí es que la falta de estandarización en las formas, tamaños y configuraciones de las baterías ha dificultado la automatización del proceso de recuperación, que puede resultar laborioso y caro si se hace manualmente.

Eso significa que el costo de los materiales recogidos de las baterías recicladas de los vehículos eléctricos puede ser muy superior al de las alternativas recién extraídas o procesadas.

Esta situación puede llevar a los fabricantes de baterías a favorecer el uso continuado de nuevos ingredientes a pesar de que la oferta de materiales reciclados para baterías aumenta constantemente.

Se están estudiando normativas que obliguen a los fabricantes de baterías a utilizar una cantidad mínima de material reciclado, sobre todo en países deseosos de acelerar su transición energética y desarrollar una experiencia exportable en el ámbito de la descarbonización.

Sin embargo, como los fabricantes necesitan ser competitivos frente a sus homólogos internacionales, los responsables políticos que quieran intervenir deben tener cuidado de no crear más consecuencias imprevistas y potencialmente perjudiciales.

What's Your Reaction?
Me gustó esta nota
0
No me gustó esta nota
0