Now Reading
Después de 40 años, Estados Unidos pone en marcha un reactor nuclear en Georgia

Después de 40 años, Estados Unidos pone en marcha un reactor nuclear en Georgia

reactor nuclear

La crisis energética acentuada por la guerra en Ucrania y la búsqueda de alternativas al margen del petróleo y gas, marcan un giro respecto al futuro de la energía nuclear en los países desarrollados.

Varias naciones han alargado la vida útil de sus plantas y otras han desempolvado sus generadores para darles una nueva oportunidad. En EE UU ya está en funcionamiento el primer reactor nuclear construido en más de 40 años. Está ubicado en Waynesboro, Georgia.

Después de más de una década de construcción y costos en espiral, el primero de dos nuevos reactores en el sitio, comenzó en mayo a producir energía a su máxima capacidad. Se espera que entre en línea este mes después de la ronda final de pruebas.

La finalización de los nuevos reactores es un hito importante no solo para el proyecto demorado durante mucho tiempo, sino también para la energía nuclear estadounidense. Las nuevas unidades en Plant Vogtle fueron las primeras construcciones nucleares aprobadas en décadas y son los únicos reactores nuevos en progreso en EE UU.

La historia de Vogtle se hizo más complicada a medida que la construcción se prolongaba una década y los costos seguían aumentando. Su narrativa sigue siendo tener energía libre de carbono, pero también una historia de advertencia. “En un mundo racional, este sería el último proyecto de energía nuclear que se construiría en EE UU”, dijo el físico de la Universidad de Columbia Británica y escéptico nuclear M.V. Ramana.

Cuando la Comisión Reguladora Nuclear aprobó la construcción de Vogtle en 2012, el proyecto fue aclamado como el comienzo de una nueva era nuclear.

Estrenan reactor nuclear en EE UU

“El resurgimiento de la industria nuclear de EE UU comienza en Georgia, con el funcionamiento del primer reactor nuclear que obtuvo la aprobación en tres décadas”, dijo entonces el secretario de Energía, Stephen Chu, a los trabajadores que iniciaban la construcción de la planta mientras.

La crisis climática se ha acelerado y la necesidad de descarbonizar se ha vuelto más urgente y la energía nuclear más atractiva. Dado que las fuentes de energía renovable a menudo son intermitentes, dependen del brillo del sol o del viento, y muchos ven a las plantas nucleares como una importante fuente de energía complementaria.

Cada reactor de Vogtle puede generar suficiente electricidad para abastecer medio millón de hogares sin quemar combustibles fósiles. “Como estamos cerrando plantas de carbón, tenemos que reemplazarlas con algo”, señaló Tim Echols, comisionado de Servicios Públicos de Georgia.

Ese cambio puede hacer una gran mella en las emisiones de calentamiento climático. Una vez que ambas unidades entren en funcionamiento, se espera que las emisiones totales de carbono de Georgia, por la generación de electricidad, disminuyan entre un 5% y 10%, según la profesora de Georgia Tech, Marilyn Brown, que realiza un seguimiento de las emisiones del estado. “Ese es un gran número”, dijo.

A lo largo de su década de construcción, el proyecto también ha estado plagado de retrasos en cascada y costos crecientes. El primer reactor estaba programado para entrar en funcionamiento en 2016. Ha alcanzado ese hito siete años después. El precio total se ha más que duplicado, a más de $ 30.000 millones.

See Also
Hidrogeno

Buscan reactores más baratos y con menor potencia

Ahora las empresas de servicios públicos buscan proyectos nucleares que tengan menor costo y un cronograma más confiables, asentó John Kotek, del Instituto de Energía Nuclear en Washington, D.C. Se enfocan en reactores más pequeños que generarían cientos de megavatios en lugar de miles como el Vogtle.

La Autoridad del Valle de Tennessee, la corporación creada por la legislación del New Deal que administra el río Tennessee y proporciona electricidad a Tennessee y los estados circundantes, anunció que construirá varios de estos pequeños reactores modulares. Mientras que Duke Energy, Dominion Energy, Rocky Mountain Power y PacifiCor han incluido la nueva energía nuclear en sus planes.

“Parte de la motivación de los pequeños reactores modulares en EE UU es su precio más bajo. Son máquinas físicamente más pequeñas y su construcción tarda menos y es más rápido ponerlas en funcionamiento”, dijo Kotek.

Los críticos dicen que esa también fue la promesa de Vogtle: un tipo de reactor más barato y rápido de construir. Y ahí, tomó una década y el doble del presupuesto programado. Ramana resaltó que no hay razón para pensar que los reactores modulares pequeños serán diferentes. “La lección que deberíamos aprender es que lo que funciona en la computadora no funciona en el mundo real”, comentó.

Los reactores de Plant Vogtle son un diseño llamado AP1000, cuyo desarrollador Westinghouse dijo que podría construirse de manera más económica y rápida. Gracias en parte a la construcción modular, que se basa en componentes elaborados en fábrica en lugar de construir desde cero en el sitio. Pero la estimación del costo saltó inmediatamente cuando llegó el momento de construir, sostuvo Ramana y solo subió a partir de ahí. Todo esto era predecible, dijo, porque problemas similares han afectado a la mayoría de los otros proyectos nucleares.

What's Your Reaction?
Me gustó esta nota
0
No me gustó esta nota
0