Gobierno de vivos: El precio del GNL se hundió y Nación paga 78% más por anticiparse

GNL

La caída del precio del GNL se desplomó muy por debajo de lo esperado e hizo que el valor obtenido en la compra anticipada de Nación (para aprovechar bajos precios) sea un 78% mayor al valor actual.

En una jugada para anticiparse a los precios, Nación apuró las compras de gas natural licuado (GNL) para este invierno. Pero el precio internacional se desplomó en los últimos meses, y calculan que el valor pactado por Enarsa terminó siendo un 78% mayor al precio actual.

Cierto es que ni las más optimistas proyecciones internacionales esperaban que los precios bajaran tanto y por ello Enarsa realizó este año 4 licitaciones para la adquisición del GNL, que se espera utilicen a lo largo de todo el invierno los buques de regasificación de Escobar y Bahía Blanca.

La primera ronda se realizó en febrero y fue la más grande con 30 cargamentos por 1707 millones de metros cúbicos a un precio promedio de US$20,8 el millón de BTU. La segunda ronda sumó 57 millones de metros cúbicos, la tercera 380 y la cuarta 650. Esta última fue la que obtuvo el precio más bajo, de US$12,90 el millón de BTU.

En promedio, los 2.796 millones de metros cúbicos de GNL adquiridos por Enarsa en estas cuatro licitaciones sumaron US$1.837 millones, según publicó el sitio ‘Energía On’, y se dieron a un precio promedio de US$17,80 el millón de BTU.

Por estas semanas, el precio para los contratos spot de GNL está entre US$9 y US$11…

La diferencia de precios con respecto a lo abonado por Enarsa es más que considerable: según el mencionado sitio, en el caso hipotético de que hubiese comprado a los valores actuales las cargas, la diferencia de dólares abonados sería de hasta un 78%

Cierto es también que ya en marzo, la novedosa decisión de comprar a precio fijo y con modalidad de prepago comenzaba a sentirse dolorosa porque los valores seguían bajando. Entonces, en el Gobierno se defendían:

«Cuando en febrero decidimos comprar 30 cargamentos de GNL, lo que hicimos fue tomar una oportunidad para capturar valor. Habían proyectado que el precio promedio del GNL para 2023 se ubicaría por encima de 35 dólares. Lo vimos a 20 y rápidamente salimos a comprar. Lo hicimos, además, con el respaldo del Fondo Monetario Internacional (FMI), que mira el programa económico. Sabíamos que podía seguir bajando, pero también que podía rebotar y volver a subir. El mercado está recontra volátil. Cuando uno es funcionario, tiene que tomar decisiones. Veremos cómo termina el invierno y ahí sabremos si tomamos una buena o mala opción comprando todo a precio fijo».

Un funcionario explicaba que: Si bien los «precios del GNL cayeron porque el invierno en Europa fue cálido y los stocks de almacenamiento en varios países se mantuvieron altos«, cuando lo lógico hubiese sido que estén mucho más bajos, «en algún momento Europa saldrá a comprar para reponer los stocks y al mismo tiempos China está empezando a importar más porque la actividad económica se está recuperando. Y, además, por lo que vemos el conflicto bélico en Ucrania lamentablemente está recrudeciendo. Lo esperable, desde mi punto de vista, es que los precios del GNL aumenten en las próximas semanas«.

GNL Incertidumbre elevada

El director del Departamento Técnico del Instituto Mosconi, Julián Rojo, explicó que: Las compras se dieron en un momento de incertidumbre bastante elevada, mucho mayor a la de hoy y cuando no se esperaba tampoco que el precio perforara el piso de los US$15 por millón de BTU

El especialista recordó que «el año pasado se pagó un promedio de US$30» el millón de BTU y destacó además que en el caso de la primera compra la misma se realizó con un esquema de pago en cuotas.

Ese acuerdo, que pactó el pago en billetes verdes en cuatro cuotas, permitió generar un esquema previsible de pagos de estas importaciones, y no concentrar su cancelación (generalmente anticipada a la salida del buque) en los meses del invierno.

«Los precios están muy bajos ahora, más de lo esperado, porque sucedió que en Europa se ajustaron realmente el cinturón y la demanda bajó un 20% en comparación con el año pasado, porque además hubo un invierno menos frío«, explicó el director de Energía de la consultora Ecolatina, Daniel Dreizzen.

See Also

Tanto Rojo como Dreizzen advierten que no se puede cuestionar la definición de Enarsa de comprar anticipadamente los cargamentos para quitar parte de la incertidumbre que generaba el contexto global

Aunque Dreizzen indicó que «una opción de planificación podría haber sido no hacer una primera compra tan grande porque fue en pleno invierno del hemisferio norte y que terminó siendo la más cara, pero el contexto era muy complejo«.

La balanza energética

Si las compras se hubiesen concentrado en los valores actuales, el ahorro equivaldría al total de exportaciones récord de petróleo que Vaca Muerta alcanzó en el primer cuatrimestre.

Si las compras se hubiesen concentrado en los valores actuales, el ahorro equivaldría al total de exportaciones récord de petróleo que Vaca Muerta alcanzó en el primer cuatrimestre.

El total de importaciones de GNL de este año llegó a los US$1837 millones por 44 cargamentos, mientras que el año pasado los 41 buques contratados costaron US$ 2.884,7 millones.

Esto implica que con una provisión mayor de GNL el precio final a pagar descendió un poco más de US$1.000 millones, ayudando a la balanza comercial energética que este año muestra saldos verdes

Sin embargo, ahora se observa que el ahorro podría haber sido considerable mayor si las compras se hubiesen concentrado en los valores actuales, a un monto que equivaldría al total de exportaciones récord de petróleo que Vaca Muerta alcanzó en el primer cuatrimestre.

What's Your Reaction?
Me gustó esta nota
0
No me gustó esta nota
0